Samuel Greene, empresario retirado de sus negocios en Nueva York, se asienta juntamente con su esposa en El Jaibal, San Jorge La Laguna, a orillas del Lago

de Atitlán en 1,962.

Inquieto y emprendedor, no soporta la inacción y mientras su esposa escribe un libro, el incursiona entre las milpas y siembras de los campesinos Cakchiqueles, con quienes hace amistad y decide ayudarlos, su programa de ayuda es prestándoles para que se lo devuelvan en centavos por día, resulta un éxito y reconociendo que la demanda supera sus posibilidades de control y recurso, decide buscar ayuda.

Bajando a la capital buscó apoyo en algunos empresarios que simpatizaban con su idea y así se dio en el mes de enero de 1963 la reunión de 44 empresarios con un aporte de un mil quetzales por persona (1 Q. = 1 US$).

Con la suscripción de esa contribución que algunos dieron en varias cuotas, se dio inicio formal a la Fundación del Centavo, la cual obtuvo la aprobación de sus Estatutos en Junio de ese mismo año 1963.

Sam por su propio deseo nunca ocupo un cargo en la Directiva, insistiendo en que era una Fundación Guatemalteca para los guatemaltecos.

Sin embargo, siguió hasta su muerte en 1975, haciendo uso de sus buenos contactos en su país de origen para obtener diversas ayudas monetarias y en equipo para los proyectos de la Fundación.

La Fundación centró su trabajo en el micro crédito, misma actividad con la que continúa la labor de su fundador.

No dejó de haber dificultades en su desarrollo; sin embargo, la calidad de la visión y la certeza del ámbito de su misión siempre fueron las mismas, llegar a los más pobres, generalmente excluidos.

Se puede visualizar claramente el plan de abordaje de la Fundación a la lacra que nos impide progresar en Guatemala y que es la falta de oportunidades en el área rural y cuya carencia provoca el desequilibrio que nutre la pobreza.

ARBOL.
    Sin oportunidades de medios de producción.
    Sin acceso al crédito en áreas rurales
    Ausencia de una auto gestión organizada desde las comunidades.

El resultado como se explicaba arriba es la pobreza.

En la copa de este árbol de problemas, resaltan claras las soluciones especificas a cada carencia.

PRIMERO: Medios de Producción.

La Institución desarrolló un programa de compra-venta de tierras.

Se compraban fincas, se parcelaban y se vendían a los campesinos financiando su desarrollo inicial.

Este programa se echó a perder por intromisión de intereses de grupos políticos ajenos a la Fundación del Centavo, que quisieron levantar desde esa base, la plataforma que les garantizaría una actuación relevante en el momento de la firma de la paz.

Lo que ha quedado de aquel que iba a ser plan piloto, apoyado por AID, para países en desarrollo en América Latina, es hoy unas tierras abandonadas en más de dos de las fincas; algunos campesinos que han sido perseverantes en el objetivo inicial y poseen ya una o más parcelas que han servicio para darles medios de producción.  Y varias fincas, totalmente solventes y que se encaminan esperanzadas hacia un mejor futuro de sus comunidades.

Para la Fundación del Centavo ha quedado una lección aprendida, siendo la primera, que cuando empieza a desviarse un proyecto debe erradicarse el mal en sus inicios o se pierde el control.

Compassion Internacional es un ministerio Cristiano-Evangélico que trabaja a favor de la niñez guatemalteca, a quien servimos a través de la iglesia local para hacer una diferencia significativa y permanente en la vida de esa niñez.

Existimos como defensores de los niños para liberarlos de su pobreza espiritual, económica, social y física, proveyendo la oportunidad de llegar a ser cristianos adultos, responsables y plenos.

Visión:
Como resultado de nuestro ministerio hacia los niños en pobreza, Compassion será reconocida por la Iglesia alrededor del mundo como la autoridad líder en el desarrollo integral de la niñez,  y será un parámetro de excelencia en el patrocinio de niños.

Misión:
En respuesta a la Gran Comisión, Compassion International existe como una agencia que aboga a favor de niños y niñas para liberarlos de su pobreza espiritual, económica, social y física; y capacitarlos para que lleguen a ser cristianos adultos, plenos y responsables
Direccion:  6a. Av. 11-08 zona 9, Cuarto Nivel, Guatemala

Contacto
    Web: www.compassiongt.org